História

El mundo de las pinturas ha evolucionado desde la antigüedad hasta nuestros días siguiendo caminos marcados por necesidades y características especiales de comportamiento, de disponibilidad de materias primas, de seguridad y toxicidad y del cuidado del medio ambiente. Inicialmente se necesitaba marcar, decorar diferentes sustratos como madera y piedra. Con el advenimiento de los metales, apareció la necesidad adicional de la protección contra la corrosión.

Las pinturas se hacían en un principio, basándose en productos naturales minerales y orgánicos como los óxidos de hierro y las resinas de pino (colofonia), otras gomas naturales o esquistos como las gomas laca, damar, copal, gilsonita, rafaelita etc. El solvente más usado era precisamente la esencia de trementina o aguarrás vegetal, extraída también de los pinos.

Poco a poco fueron apareciendo materiales sintéticos provenientes del progreso de la petroquímica, dando lugar a los productos que se usan actualmente.

Pero las exigencias del cuidado del medio ambiente y los conocimientos de la toxicología industrial, trajeron consigo limitaciones que llevaron a cambios fundamentales en la tecnología, al prohibirse el empleo de sustancias de muta genética y tóxicas ya sean para los seres humanos e los restantes organismos vivos, animales, vegetales, el clima etc. Por ello cada vez más se restringe el uso de grandes familias de solventes, resina y pigmentos, y/o se limita la proporción que se usa de ellos.

Las tendencias a lo largo del tiempo, pueden resumirse así:

Prohibición del uso de solventes clorados, metanol y benceno. Limitar el uso de los restantes homólogos aromáticos.

Prohibición del uso de pigmentos basados en metales pesados como cromo, plomo, níquel, cadmio, molibdeno etc.

Aparecieron así sistemas llamados HET (high efficiently thinners), NAD (Non aqueous dispersions), Oligómeros etc. y cada vez más se popularizó el uso de solventes que los organismos vivos pueden metabolizar de alguna manera o que por acción del medio ambiente pueden degradarse.

Pero en grandes líneas, la tecnología más moderna avanza según la llamada REGLA DE LAS 3E (Ecología, Eficiencia, Energía), tomando dos caminos básicos que son:

Son precisamente este tipo de pinturas, las que produce Pulverlux, que ganan más y más espacio entre las pinturas destinadas al uso de recubrimientos técnicos de productos de la más variada índole. El hecho de no contener solventes plantea métodos de fabricación y aplicación específicos, que se describen en el apartado de CONCEPTOS TÉCNICOS.

Esse tipo de productos cumple precisamente con la mencionada regla de las 3E, al no alterar la ecología por no tener emisiones ni residuos, ser altamente eficiente, ya que la transferencia al objeto a pintar es mayor al 95%, y no desperdicia energía, ya que no se necessita evaporar y eliminar los solventes que se usan en el resto de las pinturas.

La apareción del polvo comienza alrededor de 1950-1955 en Europa.