Principio de funcionamiento

Es general que los sustratos que se pintan con polvo, son, metálicos o bien otros sustratos como madera o plástico, que por algún método se los hace polar o conductor de la electricidad. Obviamente dichos sustratos deben resistir la temperatura de horneo de la pintura.

El pintado con polvo presenta dos fases:

a) La fase de aplicación sobre el sustrato (ver métodos de aplicación)

b) La fase de horneo

El objeto con el polvo depositado según la fase anterior, se hornea. Al calentarse el objeto, el polvo funde, moja y nivela formando una película uniforme. En los termoplásticos, el proceso termina allí y al enfriarse el objeto, queda pintado.

En los revestimientos, en camblo, al subir la temperatura, luego del proceso de fusión y nivelado del film, se produce la reticulación de la película, por reacción entre las resinas que la componen, transformándose en un producto duro, adherente y de gran resistencia químico-mecánica.

En resumen: